¿A quién no le gustan las películas de Lobezno?

Esta pregunta nos surge muchas en nuestras reuniones frikis, siempre hay amantes y detractores de este personaje de los X-Men, que para suerte, desde hace unos años tiene su propia saga de películas, que por ahora se van a quedar en una trilogía, pero viendo el éxito que han tenido en taquilla, es posible que la final sigan alargando el chicle.

Lobezno ha conseguido tanta relevancia desde sus inicios, primero en los comics, donde al poco de salir se convirtió en un éxito de ventas, los comics donde el salía eran los mas vendidos de su serie. En la pantalla ha ocurrido lo mismo, y su personaje ha dado el salto, y ha pasado de un miembro más de X-Men a ser un personaje principal con su propia trilogía.

Las películas tienen lo necesario para entretener, acción, personajes atormentados y escenas de humor. Aunque es verdad que esta trilogía comienza de forma más floja, la primera película recibió malas críticas, ha terminado por todo lo alto, y los fans de Lobezno están encantados con Logan:

Esa es nuestra opinión, que no es sagrada ni esta escrita en piedra, como ya sabemos, cada persona tiene la suya propia. En general las películas especiales de Lobezno nos han parecido flojas, con poco argumento interesante, excepto la última que tiene mucha mas profundidad y contenido interesante, y un guión mejor, y eso no que no somos expertos en cine.

Una cosa si tenemos clara, este personaje esta entre los favoritos de los amantes de los X-Men, y seguro que aquí no acaba su protagonismo en pantalla, sobre todo después de que la última película fuera tan buena. Seguro que en los estudios de cine, una vez mirada las cuentas, se pensarán seguir exprimiendo al personaje, saben que Lobezno vende y es un gran atractivo para el público. En algún periodo, donde no tengan buenas películas, volverán a hacer una nueva sobre este mutante con garras y humor sarcástico.

En nuestro equipo no hay ningún experto en cine, solo ponemos las opiniones en general de uno de esos debates matutinos que tenemos delante de la máquina de café, y por que nos encanta hablar de cine que de deportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *